Acceso abierto y conocimiento libre

Segundo_Editatón_Soumaya_Abierto_39

Esta semana, desde el 20 y hasta el 26 de octubre, se celebra la Semana Internacional del Acceso Abierto (International Open Access Week), en la que se busca motivar a investigadores e instituciones académicas al uso del Acceso Abierto (Open Access) en sus publicaciones a fin de incentivar un ambiente de mayor apertura en las investigaciones científicas, en contra de la cerrazón que hasta ahora a venido imperando y, con ello, una mejor distribución mundial del conocimiento especializado. La Fundación Wikimedia (WMF, por sus siglas en inglés) a través de una publicación en su blog se une a esta celebración de libertad y Wikimedia México quiere hacer lo propio en nuestro idioma y para nuestro país.

¿Qué es el Acceso Abierto?

En 2003, en Budapest, Hungría un grupo de investigadores, editores, representantes de universidades y promotores del internet libre se reunieron para crear la Iniciativa del Acceso Abierto (Open Access Initiative) que buscaba publicar a través de internet las investigaciones de carácter académico y científico sin restricciones económicas, es decir, sin tener que pagar para acceder a ellas. En esa reunión se firmó una declaración en donde se define el acceso abierto:

“Por ‘acceso abierto’ […] queremos decir su disponibilidad gratuita en Internet público, permitiendo a cualquier usuario leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o usarlos con cualquier propósito legal, sin ninguna barrera financiera, legal o técnica, fuera de las que son inseparables de las que implica acceder a Internet mismo. La única limitación en cuanto a reproducción y distribución  y el único rol del copyright en este dominio, deberá ser dar a los autores el control sobre la integridad de sus trabajos y el derecho de ser adecuadamente reconocidos y citados.”

Todo estudiante, investigador, lector o curioso que ha buscado fuentes bibliográficas en internet ha tenido la experiencia de encontrar la referencia a un artículo cuyo contenido sería sustancial para su investigación, pero cuando accede a él se encuentra con una página que requiere un pago para leerla. ¿Te ha pasado? Pues el acceso abierto busca abatir esas restricciones y permitir el acceso gratuito, en el entendido que el conocimiento es un bien universal que debe beneficiar a los más posibles y que la ciencia se fundamenta en un método que busca la reproducción de sus resultados para su validación.

Grandes universidades del mundo han optado por subir a internet sus revistas y libros de manera gratuita, descargables y reproducibles. La famosa Universidad de Harvard, por ejemplo, lanzó su proyecto de acceso abierto en 2011 y esta misma semana anunció un cambio en sus políticas de publicación, por la cual, en adelante, tratará las reproducciones de sus publicaciones “como objetos en el dominio público“.

Wikipedia ama el Acceso Abierto

¿Por qué nos importa el acceso abierto? El movimiento Wikimedia se fundamenta en la idea del conocimiento accesible y gratuito para todo el mundo. El mejor ejemplo de esa intención es nuestro proyecto estrella, Wikipedia. Pero Wikipedia, tal como dice una de sus políticas, no es una fuente primaria, sino que debe crearse a través de fuentes secundarias, externas, válidas y confiables, y, aunque no es una regla, una fuente que puede visualizarse en Internet facilita para el usuario la confrontación de las referencias y la posibilidad de acudir inmediatamente al recurso principal. Es ahí donde el acceso abierto se vuelve importante, permite al wikipedista a crear nuevos artículos, así como mejorar los ya existentes, y le permite al lector ahondar en el tema y profundizar en la investigación de la que la enciclopedia libre es sólo el comienzo.

Si bien, la donación de las obras bajo licencias completamente libres como las Creative Commons o, mejor aún, bajo dominio público sería aún más benéficas para el ambiente intelectual del mundo, los y las wikipedistas del mundo consideramos el acceso abierto como el mínimo posible para comenzar a crear una sociedad de conocimiento libre.

El Acceso Abierto en México

Cada vez el acceso abierto tiene mayor aceptación en nuestro país e incluso se ha legislado al respecto, sin embargo, aún falta que instituciones valientes y comprometidas con el conocimiento universal se decidan publicar sus obras sin restricciones técnicas ni económicas.

Uno de los esfuerzos por generar un catálogo de revistas bajo acceso abierto es Directory of Open Access Journals (DOAJ), que posee un catálogo con 10,048 publicaciones representativas de 135 países, de las cuales 157 corresponden a México, esto es, apenas un 1.5% de ellas. Por otro lado, en el catálogo Latindex, se enumeran cerca de 762 publicaciones electrónicas en nuestro país. Lo cual resulta bastante ilustrativo de la necesidad que aún existe de generar más conocimiento bajo esta bella forma de compartir.

Leave a Reply